Las abuelas son objeto de amores y odios, como cualquier otra figura familiar. Pero a nivel simbólico son casi intocables. En una campaña de publicidad se sabe que pueden y deben funcionar bien a la hora de hacer que la gente se implique con la narración, con la historia contada sobre el producto. Se corren algunos riesgos al recurrir a las abuelas como recurso de venta (convertirse en una ñoñez, aburrir, ó incluso entristecer)

Las abuelas, como los demás,  pueden ser un poco sordas o ciegas, un poco pesadas, y hasta un poco toscas o de bajo nivel intelectual, tontas de atar o dementes. Incluso se han visto creaciones (más en el cine) con abuelas ‘asesinas’, ladronas, infieles y ligeras de cascos. Pero las abuelas que ‘molan’ simbólicamente, han de ser siempre duras, resistentes, con poder de mando y seguras (véase Litoral, etc). Las abuelas pueden y deben arrastrar a la familia en cualquiera de sus decisiones, so pena de que si no lo hacemos, caerá sobre nosotros la desgracia, la culpa, el infortunio. En la fantasía, casi todos queremos creer que llegaremos a viejos con posición y control, con entereza, con la sabiduría de haber hecho todo lo posible, con capacidad de amar infinitamente a nuestras familias, nuestros vecinos, la vida, el planeta entero. El amor de una abuela sería el arma más poderosa del universo y la esencia de la eternidad.

Pienso que hay mucho de todo esto en esta creación de ONLAE para su campaña de Navidad. Me aburre, he de decir, no me creo la historia, tiene demasiados artilugios facilones. Pienso también que la idea no es muy original y que en otras ocasiones se ha hecho con más limpieza, menos triturada y envasada, mas fresca y contundente (lo comenté en una entrada anterior sobre esa campaña de ONCE (curiosamente competidores del mercado del juego):

 

 

Más allá de los detalles técnicos y de postproduccion y del paso del tiempo (y yo no he estado en los test que se hayan hecho en el caso de la campaña de Lotería Nacional), a mi me gusta más esta segunda abuela, porque la veo más humana, mas posible y también más emocionante, infinitamente más. Pero yo no soy ‘target’, ni siquiera juego regularmente a rascas.

Tuve que debatir intensamente con el creador de esta segunda idea en su momento, para intentar evitar ese exceso de emoción que a algunas personas les provocaba ‘inundación emocional’ y ensimismamiento. Y llegamos a un acuerdo. Hoy, frente a ambas abuelas,  me quito el sombrero ante el creador de esta abuela un poco catalana (Bassat Ogilvy), que cogió su cámara de video y a su selecto y pequeño equipo y creo una fantasía potente con casi nada, solo un relato potente.

Porque si hay algo que una abuela ideal debe tener es que su amor por los suyos sea discreto, sin buscar aprobación ni reconocimiento, el amor puro de los viejos, de algunos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.