En los “máster” del mundo entero, en lo referente a comunicación, creatividad, política y retórica, entre otros, se estudian los grandes discursos de personalidades relevantes. Discursos escritos por terceros en muchos casos, que no aparecen en los títulos, los asesores.

Estos discursos, que pueden al final triunfar o no, potencian la capacidad de seducir que ciertas personas pueden tener sobre otras, sobre el aforo, sobre las masas incluso. Relatos que han existido desde que el hombre es hombre. Las palabras son, como humanos,  nuestra gran conquista evolutiva. Las palabras siguen siendo las reinas en la sombra de un rey, lo icónico/la imagen, que no es  demasiado sin ellas. Las palabras siguen siendo la clave, el susurro para aliviar el temor del bebé, el perfume para el amor y la seducción, el aguijón para la denuncia o el arma letal para la ira. Una imagen puede valer más que mil palabras, pero sin esas mil palabras ó sin una o dos certeras expresiones, la imagen es papel mojado, veleta de cualquier viento.

“I have a dream”, esas 4 palabras que lo dijeron casi todo. Las palabras, las frases, son el alma del hombre.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.