insights?

Insight, es la palabra que muy pocos saben traducir sin tener que mirar el diccionario. hagan la prueba.

Mirándolo insight es, un término inglés que significa literalmente “destello de la conciencia” y se usa particularmente en psicología para designar la comprensión intuitiva de algo.  Mediante un insight el sujeto “capta” e “internaliza” una verdad revelada que trasciende su propio estado de conciencia, su propio ser. || Revelación trascendental.

Puede ocurrir inesperadamente, luego de un trabajo profundo, simbólicamente, o mediante el empleo de diversas técnicas afines. El Kōan es una de las herramientas antiquísimas empleadas por los maestros Zen para ayudar a alterar los estados de conciencia y así alcanzar un insight de manera natural y pacífica. Veamos qué dice la Wilkipedia:

Un insight conlleva a cambios radicales en la conducta de los sujetos, ya que afecta no sólo la conciencia de sí sino de su relación con respecto al Ser Trascendental (Conciencia Universal) en donde el todo es más que la suma de las partes y la realidad es un entrelazado dinámico de causas y efectos que están más allá de la comprensión ordinaria del sujeto y de las falsas apariencias de los conceptos y la percepción.

Se distinguen dos tipos:

  1. Insight intelectual: Es el conocimiento a través de la lectura, o incluso durante una terapia, pero que no comporta la necesaria y profunda participación emocional de cara al cambio de la estructura personal.
  2. Insight emocional o visceral: es aquel que aporta una clara conciencia, comprensión y sentimiento en lo más profundo del ser respecto al significado de las conductas personales, y gracias al cual podrían darse las modificaciones positivas de la personalidad.

Sin entrar en más profundidades, cualquiera puede atreverse a decir que ha tenido o incluso que ha descubierto un insight. Y, al mismo tiempo, quien no lo haya sentido o pensado alguna vez en su vida, quizás debería ir a ver a alguien que le enseñara el camino para reconocerlos. A lo mejor lo único que hay que hacer es parar un momento, respirar hondo y dejarse llevar. A lo mejor hay que hacer cursos intensivos de “experto en insights’.

Estamos rodeados de insights. De hecho la vida es un camino de insights que podemos atrapar. Nuestros buenos amigos nos lo señalan a veces, muchas veces no hacemos ni caso. Cuando ves a alguien por primera vez y quizás sientes esa conexión inexplicable. Cuando de pronto sabes que esa relación de amistad era falsa y habías tenido sensaciones y pistas a las que no hiciste caso. Miles de insights en cualquier momento y lugar.

La conciencia es la mejor creación del cerebro y la evolución y esos “destellos de conciencia” son, probablemente, el próximo paso evolutivo del humano, cuado aprenda a vivir en ellos, a que la intuición sea la forma predominante de la conciencia, en la que dialogar con los demás seres vivos.

Mientras tanto, que tengan un buen insight de vez en cuando!

(A mis bien hallados y quizás perdidos nuevos amigos de la psicología; que el insight os acompañe)

 

bad boys

Hace tiempo de esta campaña, más de dos años ya, pero me sigue gustando verla. Hace todavía más tiempo de esta otra (abajo) en la que tuve la fortuna de colaborar haciendo un pre-test. Entonces se desconfiaba un poco de esta linea, pero el público que hizo la pre-visualización la reivindicó claramente en los debates. ¿porque eran pro-heavy metal?  No, la mayoría ni conocían las músicas. ¿Porque les parecía novedoso y original?…tampoco, quién puede asegurar eso hoy en día.

Pero sí les parecía auténtico, digno de ser creído, admirable. Recibían el mensaje claro de que se puede ser uno mismo, sin vergüenza de la propia identidad. Los chicos duros representan eso muy bien y no ceden un ápice de su valor, roqueros, heavies, punks.

Dedico estas letras a la memoria de Zygmunt Bauman que murió ayer. No estaba de acuerdo con todas sus ideas, pero sí con su lucidez hasta el final, como D. Bowie, como L. Cohen. Estos y otros nos dejan un mensaje muy claro: coherencia contigo mismo, aceptación. ‘Fearless’.

Luego vendrán las marcas a buscar ese valor e intentar apropiárselo y algunas lo conseguirán sin duda.

 

la cocina del quali: el local (I)

Meses han pasado desde aquello de ‘el cualitativo ha muerto’ que al parecer dijo alguien de una marca relevante de refrescos. Cuando me lo contaron me salió eso otro de ‘Viva el Quali’, como cuando muere un rey y ya hay otro puesto ahí, antes de que de tiempo a pensar si hay que llorar o reír.
Quizás porque ha pasado ese tiempo y quizás porque la crisis ha hecho también su trabajo de adelgazamiento de la estructura de esta industria de la investigación de mercados tan sui géneris, a lo mejor por todo eso o no, me lanzo a contar cosas de cocina, aprendidas muchas, estudiadas algunas, de la cocina del quali.

Hoy me encontré con una abogada, charlé con ella, haciendo horas en un sindicato, su imagen recia, lista, su carácter duro, ‘de vuelta’. Nos llamó incautos, a mi colega de trabajo y a mí, nos relató la verdad de los acuerdos entre colegas, entre clientes, entre empresas. Nos mostró las miserias de las empresas que no quieren pagar, que esconden la cabeza y siempre huyen. Da igual qué sector sea.

Siempre he dicho que no hay verdad sino verdades, todas ellas mentiras. Hoy hemos visto una verdad con forma de diosa y con balanza en la mano. Hoy hemos saboreado la ley. Al salir me cobro 45 euros de consulta, y sin mirarme me dijo adiós y me prometió ayuda sin cobrar la siguiente visita, mientras metía datos en un ordenador viejo; yo le dije gracias!

Su primera frase al empezar a hablar, casi sin dejarme darle el relato que me llevó allí, fue que no entendía porqué en España se le otorgaba mejor imagen a las empresas que a los autónomos. Las empresas en España no tienen que responder casi de nada, es ridículo que solo se les exija responsabilizarse de 3000 euros, y ni siquiera eso, afirmaba ofendida. Un autónomo pone todo en el asador, su imagen, su prestigio, sus bienes…. su corazón añadí yo, o lo pensé al menos.

El quali, no necesita una gran sala de cocinas, ni fogones impresionantes, cacerolas de forja o cuchillería de cerámica japonesa, aunque por la vista también se come. El quali, el bueno, necesita algo más caro y no tan frecuente: compromiso, responsabilidad. ‘Mucha ISO y poco compromiso’, espetaba una vez una investigadora enfadada conmigo por no aceptar sus precios ridículos, y tenía razón en la frase. La ISO no asegura nada en realidad, más allá de la imagen, el brillo.

Hay muchas empresas, muchas ese eles, y a lo mejor hasta hay ganas de hacer qualitativo con garantías también en este sector, pero el cliente debe saber esto: un proyecto quali con garantías se encuentra en el director de la investigación y su equipo, en su capacidad para comprometerse con todo el proceso, ser leal o no aceptarlo y dejárselo a otro si no cree suficientemente en ello. El buen local, donde se cuece la investigación cualitativa de calidad, está en los cerebros de los investigadores y en sus valores profesionales. Señores clientes prueben y hablen con ellos, háganles preguntas sobre su visión de su proyectos, pongan a prueba su nivel de involucración con sus objetivos de conocimiento, y encontrarán parte de la respuesta, la autenticidad del producto que compran. Lo demás es imagen, sin duda, y entonces ‘use your imagination’ everything must go….

miedo, asco, culpa

Nunca pensé que diría que SI a este tipo de comunicación, y ahora lo hago. Soy fumador y llevo sin fumar unos 3´5 años ahora. Lo había dejado otras veces, incluso periodos largos como esta última vez.
Sabía y sé que la trampa del tabaco es una trampa psicológica, un juego de la mente y del cuerpo. Que las moleculas de la sangre, hemoglobinas, prefieren el CO que el O2 para asociarse con ellas y vagar por el torrente sanguíneo. Que nuestro cerebro tiene una adicción a la adicción: el placer de calmar ‘el mono’ de sustancias adictivas es mas fuerte que el dolor de resistirse y luchar. Somos comodones, nos gusta lo fácil, aunque nos mate. Curioso en un cerebro-cuerpo como el humano, avanzado y muy consciente de si mismo, que se supone está diseñado para controlarse, sobrevivir y adaptarse a toda costa. Pero es que el ‘hábito’ es un programa de instrucciones muy hábil, un auténtico virus químico, que hace con nuestro cerebro lo que es más difícil de desmontar, una operación de autoengaño constante, de eternas justificaciones, incluso capaz de crear una neurosis galopante, en la que la persona siempre esta disonante pero nunca quiere salir de ese circulo vicioso, un bucle maligno.

Una antigua conocida, psicóloga para más ironía, sigue contando eso de que ‘fumo pocos al día’, y demás estupideces, y con 50 años aun le esconde a sus padres el hecho de que tiene el hábito y de que no lo va a dejar. Probablemente también se cuenta la de que ‘cuando quiera lo dejo’! La máquina de inventar historias (justificaciones) en la que se convierte un cerebro adicto, es probablemente la estructura más productiva y creativa que existe en nuestro universo mental. La mentira es la creación suprema de los adictos, el pan nuestro de cada día.

Parece cierto que hay cerebros más predispuestos a las adicciones que otros. Pero tambien parece cierto que cualquier cerebro puede elegir qué adicción (menos maligna) seguir, si no puede mantener el equilibrio de no obsesionarse con ninguna, el ‘mas difícil todavía’, la paz mental.

Esta campaña me parecía inútil hace años, cuando me contaba todas las patrañas que se me ocurrían para seguir con ‘el vicio’. Ahora la veo una campaña útil, real, dura y sincera. Soy público objetivo, acepto mi tendencia a mentirme a mi mismo acerca de mi adicción al tabaco y no quiero hacerlo nunca más porque puedo elegir!. Incluso hoy, tras tres largos años, hay momentos en los que recaigo y me veo deseando un poco de esa muerte lenta, tomando esa copa, charlando con los amigos, socializando. Hoy veo a estos personajes que se han mostrado como son en la campaña, y que nos piden que no sigamos, que no nos merecemos este sufrimiento ni siquiera aunque lo busquemos nosotros mismos. Gracias, muchas gracias por vuestros ‘tips’. Me acordaré de vosotros muchas veces.

Y usted, piense si al verlo se está buscando excusas del tipo ‘lo han hecho por dinero’, o ‘no será verdad, son actores y estan maquillados’. Si es así, si se busca razones para no hacerles caso, considere qué parte de usted o quién le está convenciendo con esas razones, y ¡busque ayuda!


motivos

No ha sido un viaje de trabajo normal. Hemos ido a aprender del brand tracking. A entender qué se puede decir y qué no conviene decir de una marca, de sus conceptos, de sus productos. Ahora toca construir estrategias y, cómo no, dedicamos nuestro viaje en coche a arriesgar hipótesis sobre la realidad social actual, la tensión vigente entre las clases pudientes y las devaluadas, el desinterés por mantener el sistema de amplias clases medias pudientes en Europa y USA, y sobre el fascismo social. Pura antropología y psicología teóricas.

El corazón nos está avisando de que algo, de que casi todo, va realmente mal, o ¿no es así realmente? ¿Qué dice nuestro cerebro? Al fin y al cabo nuestras percepciones son una invención, el cerebro parece que se miente constantemente para seguir adaptándose a la realidad. Lidl no nos parece tan mal y tiene la crema antiarrugas mejor valorada, H&M ya no es una tienda de ropa mala, Ikea es diseño de tendencia y es democrático, Mercadona es una marca puntera y hasta innovadora!

Mi amiga concluía, “al fin y al cabo no vamos a pasar hambre, al menos no mucha, y ya comíamos demasiado”. Estamos un poco intoxicados pensé, todo es relativo, y nada parece ser real, contundente, seguro como la gravedad. ¿Es que hay alguien que controla todo desde allá arriba, desde las esferas financieras, desde la esferas religiosas, o de las esferas que sea, y nos lleva a verlo como quieren que lo veamos? ¿existe el gran hermano? “No es necesario, me decía, basta con mover el dinero de sitio, poner el foco en otro lado, y los cerebros de la mayoría que empieza a sufrir hacen el trabajo de controlar y de justificar, para seguir viviendo, aunque sea mucho peor, y lo verán como algo bueno”. La comunicación hace el resto. Ese es en parte tu trabajo amigo mío, me dijo.

La ficción es la realidad más dura que podemos soportar. Voy a preparame un buen salmorejo con virutas de jamón serrano y huevo duro y a compartirlo con mis chicas. Necesito realidad de calidad y mañana será otro día.

I’ll be waiting

Nos preguntamos lo que nos pasa como especie, si solo nos pasa a los humanos por tener este cerebro tan potente y adaptable, o si le pasaría a cualquier otra especie que hubiera llegado a la cima. Tan en la cima, y por tanto tiempo, que hemos roto el plato de la evolución en apariencia, y somos capaces de auto eliminarnos eliminando lo que nos mantiene vivos, el planeta humano que conocemos y que nos deja vivir en él. Sabemos que el planeta seguirá, con o sin nosotros, y aun así seguimos ahí, dando caña, quemándolo todo, gastandolo todo, desperdiciandolo todo. Pero pensamos que no es así, al poco tiempo de las evidencias ya hemos creado unas nuevas, más o menos reales, pero muy eficaces. Y si funcionan peor, buscamos alternativas, nuevas excusas, y asi en un bucle infinito. Lo llamamos progreso, inteligencia o simplemente poder.

El poder nos atrae como la más potente de las drogas. Dominar el entorno, a los demas seres, a las demás cosas, a todo el planeta. Mentimos por él, matamos por el, sufrimos y gozamos por él.Los personajes realmente relevantes para la humanidad, curiosamente, dejaron al poder de lado, lo rechazaron, lo evitaron intimamente. ¿Qué es mas envidiable, tener poder o ser libre de él?

El poder es demonizado o es endiosado, segun quien enfoque. El poder mismo lleva a enfocar, domina el enfoque, porque domina el cerebro, como cualquier droga diseñada por el hombre, y más que ninguna de ellas. Lo interesante es quizas, que el enfoque es incorrecto en cualquier caso, porque es enfoque y por lo tanto parcial. Ningun ser pensante puede dominar, sujetar, manipular a su antojo o sencillamente ejercitar el poder sin pagar sus consecuencias.

Solo una enorme inversión en humildad puede ayudarnos como especie en peligro de extinción que somos. El planeta no es nuestro, lo que hay en él tampoco. El poder no es nuestro, ni lo será nunca. Solo con desearlo y perseguirlo ya nos domina, no hay opción. El poder lo corrompe todo y a todos. Si asumiéramos esto, la humanidad, los dirigentes, los ciudadanos, quizás podríamos evolucionar sin desaparecer.

And when a child is born into this world
It has no concept
Of the tone the skin is living in
And there’s a million voices
And there’s a million voices
To tell you what she should be thinking
So you better sober up for just a second…

casting

¿Qué hacer para comunicar la tristeza, y provocar la compasión? ¿Filmamos actores o personas reales que sufren? ¿Enseñamos la realidad más directa, cruda, o buscamos imagenes y conceptos incisivos, publicitarios, sin ‘hacer sangre’? ¿Buscamos generar valores de marca emisora o dejamos que el mensaje directo de petición de ayuda sea el protagonista sin más? ¿Testamos el concepto cualitativamente o nos fiamos de nuestra intuición y experiencia?


Estamos inundados de estimulos externos e internos y muchos ellos son penas. Las tristezas y dificultades de otros nos resvalan por la conciencia porque nuestro cerebro se defiende para evitar el daño emocional y sobrevivir mejor. Cada vez es más difícil crear un mensaje verosímil que se haga hueco en la memoria, que nos movilice a ser más generosos. Nos cuesta mucho admitirlo, como nos cuesta mucho escuchar a los demás. A lo mejor también es que nos cuesta mas aun escucharnos a nosotros mismos.
Pero nos queda el humor, de tan ácido ya sarcasmo.
Intentar comunicar hoy y ayer la conciencia social en España es un trabajo ingrato, y sin embargo cuanta gente hay ayudando hoy, sin mensajes, sin anuncios, y sin protagonismo. Probablemente la mayoría de los ‘generosos’ no se movió por una campaña, aunque probablente también se sintieron secundados por alguna de ellas. Valorar a estas personas y organizaciones es darle un poco de luz al mundo.